Consejos para tener un exitoso día de lavado

lavar ropa
Una de las habitaciones de nuestro hogar en la que en realidad necesitamos un cierto orden para hacer que todo el trabajo sea más fácil es la del espacio de lavado. Un pequeño desorden en este lugar, como una prenda que acaba en el lugar donde no debe, puede terminar con todas las prendas blancas manchadas de colores y terminar así con nuestra paciencia.

Sin duda una de las cosas que hace que el lavado de la ropa sea mucho más complicado es que todos los miembros de la familia, algunas veces incluyéndonos a nosotros mismos, dejamos la ropa sucia por toda la casa y a la hora de lavar, es un trabajo inmenso ir de cuarto en cuarto recogiendo todo el desorden en cuanto a prendas de toda la semana.

Es por eso que te recomiendo que pongas algo que cada habitación para que la ropa sucia sea puesta allí. Por ejemplo, puedes poner una caneca, una canasta y hasta un saco de tela, en donde los miembros de la familia o las personas que viven contigo puedan poner un poco más de orden en sus habitaciones, y ayudar así a disminuir el trabajo cuando sea la hora de hacer la colada.

Debes acordar junto a las personas con las que vivas que cuando sea el día de lavado cada uno llevará su ropa sucia y lo pondrá en otros contenedores que pondrás en la habitación de lavado, uno para la ropa blanca y otro para la ropa oscura, y lo que no llegue a estar allí no será lavado, sin importar si existen roces o peleas tras esa decisión. Y cuando ya esté la ropa limpia, procura no dejarla en la habitación de lavado para que se confunda con el resto, sino que la puedes sacar en otra canasta y ponerla en un lugar en donde todos la encuentren para ponerla en su sitio.