Almacenar productos de limpieza a prueba de niños

Si en tu casa tienes niños pequeños conocerás las populares instalaciones a prueba de niños que usualmente se ponen en lugares clave de la casa, como en la cocina, en el baño, en el cuarto de limpieza, así como en las tomas de la corriente, en los grifos del agua y otros diferentes lugares; para proteger a tus hijos de los riesgos que pueden tener en el hogar.

Los niños encuentran en el hogar cientos de peligros que pueden llegar a ser fatales como meter sus dedos u otros objetos en las conexiones de la corriente eléctrica, tomar los jabones, champús, lociones y otros elementos que dejamos en el baño y consumirlos; y tener acceso a objetos cortantes y punzantes en la cocina como los cuchillos y tenedores, entre muchos otros.

Sin embargo, uno de los lugares al que hay que prestar una mayor atención es al lugar en el que almacenamos los productos para hacer la limpieza del hogar, que tienden a ser los más tóxicos y nocivos, incluso sin ser bebidos sino simplemente inhalados. Por lo que en el mercado existen varios elementos que se pueden poner para mantenerlos lo más seguro alejados de nuestros niños.

Uno de los más novedosos en una cerradura segura con apertura magnética, que suena más complicada de lo que es. Este elemento es una cerradura que va puesta en la parte interior del gabinete de almacenamiento de los productos de la limpieza, que cuando cierras la puerta se asegura automáticamente. Para abrirla, necesitas pasar por encima una especie de «llave» magnética que hace que la parte magnética se suelte en la parte interior y así puedas abrir la puerta.

Foto: Keith Williamson.