Cosas a tener en cuenta en sartenes de hierro


Las sartenes de hierro forjado son de aquellos implementos de la cocina que son tradicionales en este lugar de la casa. Eran estos implementos los que utilizaban las abuelas y bisabuelas para preparar los alimentos y aún hoy en día muchas personas prefieren tener al menos uno de estos para cocinar y darle un ambiente típico a las comidas. Existen algunas cosas que debes tener en cuenta a la hora de utilizar estas sartenes y este material.

– A pesar de que se pueden encontrar una gran cantidad de elementos de hierro forjado que van desde pequeños hornos hasta sartenes en formas diferentes para hacer pan de maíz, nada es más versátil y más útil en la cocina de una sartén básica. Cualquier de estos elementos que vaya desde los veinticinco centímetros hasta los treinta sirven en cualquier cocina.

– Existe sólo una cosa que no debes intentar hacer en una sartén o cualquier otro elemento de cocinar que esté hecho en hierro forjado y es hervir agua. Todo porque esta simple tarea puede hacer que el proceso de oxidación de esta pieza de la cocina se acelere y acabes con una sartén toda llena de óxido.

– Ten en cuenta que el hierro forjado tarda más tiempo en calentarse que los utensilios de otros materiales, pero retiene el calor increíblemente bien y hace que ese calor se difunda equilibradamente por todo el elemento.

– Para evitar que acabes con todas las toallas de la cocina manchadas por culpa de la sartén de hierro forjado, te recomiendo que dediques una de ellas exclusivamente a secar este implemento, o igual puedes hacer el proceso de secado con toallas de papel que después tirarás a la basura.

– Cocinar en una sartén de hierro forjado incrementa el contenido de hierro en la comida. Así que la mayor cantidad de tiempo que la comida esté en contacto con la sartén, la mayor cantidad de este mineral absorberá.

Foto: grongar.