Técnica de entelado de paredes en la decoración

La técnica de entelado de paredes es muy antigua, pero se impone nuevamente en la decoración moderna, resultando vanguardista y agregando un toque de distinción.

Realizarlo es muy fácil y económico, aunque si no estamos muy acostumbrados a trabajarlo, es mejor que consultemos con un especialista, ya que la misma se realiza mediante la aplicación perimetral de bastidores, que luego deben fijarse los muros, los cuales luego se cubren con una capa de poliester y luego se procede al montaje de la tela elegida, la cual ha sido previamente unida en todas las uniones que se fijan a los bastidores.

El entelado por su parte posee grandes ventajas, mucho más allá de la decoración, ya que es un método excelente para aislar caústicamente, haciendo de ésta técnica una de las mejores para aplicar en aquellas zonas muy ruidosas o donde hay sobrecargas de sonido.

Por otro lado también nos beneficia en el caso de que queramos reciclar alguna pared que se encuentre en mal estado o que contengan fisuras, ya que gracias a su proceso de aislamiento no copia las mismas sobre las telas.

Generalmente en la decoración moderna se buscan géneros diversos de colores contrastantes, y estampados estridentes, con diseños circulares, geométricos, florales y psicodélicos. En cuanto a los géneros que se pueden utilizar, exceptuando a las sedas que pueden deformarse en su colocación, se puede recurrir a algodones, viscosa, lana de fibra de vidrio, rafias y cueros.