Jardinería, la clave del éxito está en el riego

Las flores y plantas son las encargadas de dar ese toque personal de color y vivacidad a nuestro hogar, tanto en el parque y el jardín, como aquellas que utilizamos dentro de nuestro hogar.

Para que luzcan siempre bonitas, el riego es una de las claves esenciales a tener en cuenta, ya que debemos tener presente que muchas especies necesitan de cuidados específicos y mucha más agua que otras.

Para realizar un riego correcto debemos tener presente que el agua debe penetrar en toda la planta, entonces debemos proporcionarle un riego suave, dado que un chorro fuerte de manguera directamente sobre la planta humedecerá la parte superficial, y el interior de la maceta corre el riesgo de quedar seco.

Por otro lado si el sustrato está muy seco debemos regar suavemente a su alrededor por el borde del interior de la maceta, de ser necesario también puede remover la tierra del borde de la planta o colocarle un poco más de tierra si la misma lo necesita, antes de volver a regar.

Si necesita remojar la planta conviene colocarla en un recipiente más grande que la maceta que contenga agua, y nunca riegue con fuerza directamente sobre las hojas de una planta ya que podría dañarla, además que de esta manera solamente mojará el suelo y nunca conseguirá humedecer correctamente la tierra.