Decorar colocando las hierbas en macetas

Tener nuestras hierbas frescas y a mano cerca de la cocina, es un placer a la hora de cocinar sobre todo si tenemos presente que estas no solo nos ayudan a decorar un lugar iluminado de la cocina, sino que además nos deleitan con sus delicados aromas.

Todas las hierbas se adecuan a ser plantadas en macetas, siempre que tengan los drenajes correspondientes, para no pudrir sus raíces y las coloque en una una zona soleada de su cocina. Las pequeñas hierbas como el cebollín, la albahaca el tomillo, el orégano, el perejil, cilantro y salvia, son las que mejor se adaptan a estas situaciones.

Las hierbas de mayor tamaño como el romero, se deben recortar con regularidad, y las más tiernas como el caso del cilantro y la albahaca que son plantas anuales, no necesitan de mayores cuidados, y se pueden cultivar muy fácil pero conviene replantarlas porque en invierno suelen secarse.

Tenga presente esta opción para algún rincón de la cocina, balcón, o terraza, las plantas aromáticas son una excelente opción en cuanto colorido de follaje, además de ese toque tan delicado de sus matas le otorgarán a su ambiente la combinación deliciosa de aromas que tanto nos gusta.