Mezclar los estilos sin perder equilibrio

Muchas veces mezclar los estilos no resulta muy fácil, sobre todo porque siempre debemos tener presente que no hay que perder el equilibrio entre uno y el otro, ya que sobrecargar puede causar justamente el efecto contrario al que estamos buscando.

En la cocina, podemos elegir colores modernos para los acabados del mobiliario, como la paleta de los grises, que se conjugan a la perfección con las terminaciones en acero de muchos electrodomésticos y accesorios, proporcionando así un ambiente totalmente moderno de de última moda.

En estos casos en la zona del ofice podemos inclinarnos a un estilo totalmente opuesto como el campestre, sobre todo si se trata de un comedor que utilizaremos a diario, esto nos permitirá obtener un ambiente totalmente acogedor que tenga aspecto bien hogareño. Podemos preferir allí muebles clásicos en madera natural, o realizados en forja pintada.

Si bien las posibilidades son muchas, una buena alacena de gran tamaño decapada y patinada, haciendo juego con sillas de madera natural con asientos de rejilla, se conjugan a la perfección, para integrarse a una cocina ultra moderna por excelencia.