Consejos para realizar una reforma en tu casa

Al momento de reformar, el verdadero secreto está en organizar correctamente el espacio, para sacarle mejor provecho, las correctas elecciones de los sanitarios, los revestimientos y el color.

Para comenzar debes planificar la distribución que deseas, así podrás ganar mayor comodidad, estudia todos los recovecos de tu casa, las entradas de luz, donde fueron situadas las instalaciones de agua, y todos los detalles que puedas observar a simple vista. Los metros con los que contamos ayudan, pero para obtener comodidad la distribución se hace fundamental y nos resulta esencial y de mucha ayuda.

En los baños hay tres zonas a tener presente, el tocador, los sanitarios y la zona de ducha o bañera. En estos casos lo ideal si el espacio nos permite es colocar el tocador en línea con la zona de duchas y los sanitarios que deberán quedar enfrentados a la puerta de acceso.

Otra cosa a tener presente son los revestimientos, y es preferible que elijas aquellos de fácil mantenimiento,  ya que de ello dependerá la practicidad de los espacios y su mantenimiento. No te debes dejar atrapar por su apariencia prefiere aquellos que sean resistentes, antideslizantes, y fáciles de cuidar. Si buscas ganar amplitud puedes elegir aquellos de tamaños grandes. Exceptuando la madera, que debe ser tropical y con tratamientos antihumedad, la cerámica, el mármol, la piedra natural, el microcemento y los sintéticos son los que menos mantenimiento necesitan, así que no los dejes de lado.