El buen gusto, lo tradicional y lo clásico

Muchas son las personas que al momento de decorar sus habitaciones, prefieren lo clásico y rústico, pero podemos permitirnos con muy buen gusto, ser tradicionales, clásicos y super modernos, usando colores texturas, y eligiendo correctamente las piezas que van a decorar el ambiente.

La cama en el caso de la habitación principal, es la pieza decorativa por excelencia, por lo tanto, sus dimensiones y la importancia de su respaldo son fundamentales a la hora de elegir correctamente la decoración.

Las fundas generosas y cubre sommier en este caso se eligieron en blanco, para no quitarle protagonismo al respaldo de la cama, realizado en materiales rústicos, y madera oscurecida, que se entremezclan a la perfección, combinándose con el color mora de los cojines y almohadones, y que también fue aplicado en el cortinado.

Para conseguir el toque distinguido no podemos olvidarnos de los alzapaños, o de un barral en hierro, con delicadas terminaciones que aportan el, el dejo clásico, y tradicional a una suntuosa habitación como la de la imagen.