Decora tu baño con jacuzzi o bañera hidromasaje

Decoración del baño con hidromasaje

¿Cuántas veces has soñado con llegar a casa y tomar un baño extra largo? La idea es relajarte totalmente y dejar atrás el día difícil que tuviste. Si tienes cierto espacio en tu baño,instala una bañera hidromasaje o mejor aún un jacuzzi. Muchas son aquellas personas que adquieren un hidromasaje, para poder tener un espacio de relax en su propia vivienda sobre todo porque es una excelente adquisición para el cuarto de baño.

Dale un ambiente cálido al baño integrando un jacuzzi

La integración de un ambiente armonioso en estos casos se hace fundamental, y dependiendo del estilo que tengamos en nuestro baño, y los materiales que se hayan utilizado, podemos optar, por una excelente combinación de color para las paredes que se asemeje al revestimiento de mármol que le hayamos puesto alrededor del jacuzzi, recreando un clima cálido, y relajante para la persona que ingrese a tomar un baño.

En el caso de elegir materiales más rústicos como los suelos de piedra, el toque de color en las paredes debe transmitir un efecto de naturaleza, libertad y aire libre, valiéndonos de materiales rústicos como la madera, para aprovechar la vista hacia el exterior, y dónde tampoco pueden faltar arreglos florales y plantas.

Con televisión

¿Has visto alguna vez un jacuzzi -o mejor dicho, una tina con hidromasaje– con televisor incorporado? Que no te sorprenda demasiado, existen modelos incluso que tienen pantallas de 42 pulgadas y sistema de sonido. ¿Qué mejor que un baño disfrutando tu serie favorita?

Decorar el baño con jacuzzi

De  madera

Otro modelos que están muy de moda son aquellas revestidos en madera que le dan un aspecto muy natural, como para que uno se sienta en al aire libre y en contacto directo con la naturaleza. La desventaja es que generalmente el costo es mayor.  ¡Conseguirás un ambiente único como este!

Bañeras de hidromasaje

De piedra

¿Quieres dar un paso más y crear un aspecto majestuoso en tu baño? Opta por unas tinas de piedra. Generalmente se tratan de piezas únicas talladas por lo que podrías considerarla incluso una obra de arte. Si escoges una piedra oscura, recuerda que el negro y blanco consiguen una combinación ideal.