El sofá cama, ideal para espacios pequeños

Sofá cama

Los llamados futones de hoy día antes eran llamados sofá-cama, su particularidad es que son especialmente diseñados para colocarse en pequeños ambientes y así poder ahorrar espacio. Este tipo de artículo lo encontramos en el mercado en diversas confecciones, maderas, rústicas,  que se amoldan a todos los estilos.

Sofá cama para espacios pequeños

Los sofás-cama son una opción funcional muy acertada para viviendas pequeñas. Tienen fama de feos, de incómodos y de no ejercer bien ninguna de sus dos funciones, pero afortunadamente hoy es posible elegir entre muchos  estilos y sistemas de apertura. Son ideales para estudios de pocos metros donde conviven el salón y el dormitorio o como solución para invitados ocasionales.

Son muy prácticos sobre todo para los monoambientes, ya que sin sobrecargar la estancia, decoran y nos permiten una múltiple funcionalidad, tanto a la hora de disfrutar de una reunión utilizándolos como sillón, o en el momento de dormir transformándolos en cama.

Sofá cama

También lo podemos usar en las habitaciones de los niños, ya que los hay de diferentes colores, y aportan el toque juvenil que se requiere en sus ambientes, al ser funcionales, se les baja el resplado y se transforman en una cómoda cama, que a la hora de tener invitados, nos pueden ser de mucha utilidad.

Para ello se hacen fundamentales los almohadones, que deben ser mullidos, y de buena calidad, y son el toque que aportan en los mismos su forma de sillón, ya que sin ellos, parecen simplemente la estructura vacía de una cama.

Un buen consejo es que si cuenta en una casa grande con habitación de huéspedes aplique esta opción que le permitirá usarla de cama, o como miniliving cuando no tenga visita.

Sofá cama

Tipos de sofás cama

Las opciones de estos sofás no para de aumentar y es que cada vez nos encontramos con más modelos. Veamos algunos de ellos:

– Tipo acordeón: son los más usados por lo general y es que su apertura es de lo más sencilla. Es un sofá, normalmente de dos plazas (aunque también los hay de matrimonio), muy cómodo tanto en su estado de sofá como de cama.

– Tipo de una plaza: este es uno de los nuevos modelos, vienen en diseños muy punteros en forma de sillón. Ahorran en espacio, pero sirven de poco si alguien más quiere quedarse en casa.

– Tipo futón: tienen una estética japonesa y son ideales para una decoración zen y muy moderna. Son los mejores para usar en casas pequeñas. Eso sí, tened cuidado de que la parte de la cama (que después irá en el suelo) quede bien colocada en el sofá y que no se mueva cuando vosotros os sentéis.

Sofá cama

– Tipo litera: son en la actualidad los más originales ya que al abrirse hacia arriba aparecen dos camas individuales. En este caso tienen de beneficioso que suelen ocupar menos sitio que en el caso anterior.

Sofá cama litera

– Tipo cajón: en este caso son sofás que en la parte de abajo tienen una especie de cajón con ruedas que una vez lo sacas, puedes deslizar la parte del colchón hacia abajo convirtiéndose en cama. El problema es que suelen ser pequeños.