Cómo instalar una pérgola

Cómo instalar una pérgola

En todo jardín debe haber un punto central, que llame la atención visualmente, los mismos pueden ser cercos, canteros, caminos coloridos,hileras de macetas, un estanque, o porque no una pérgola.

Pérgolas para decorar el jardín

Instalar en el jardín una pérgola le proporcionará un espacio idóneo para la tranquilidad y el sosiego, así como incorporar un elemento elegante que incrementará de forma notoria el valor general de su vivienda.

Cualquier estructura que no sea viviente en un jardín puede ser una gran aliada y brillar pos sí sola si aplicamos algo de imaginación en ella, para decorar y lucir un jardín hermoso.

Para hacer una pérgola en tu jardín, puedes aprovechar listones de madera, o viejos arcos de hierro, que reciclados y bien pintados, con antióxido y luego proporcionándoles color, se transformarán en la vedette de tu jardín.

Cómo instalar una pérgola

También puedes adquirir estructuras para construir pérgolas en los almacenes especializados, o estructuras para armar quioscos que servirán de igual forma. El secreto para que brillen con luz propia, es aprovechar algunas especies y plantas, que conseguirán suavizar la estructura.

En realidad, cuando realizamos una pérgola en nuestro jardín justamente lo que se busca, es tapar parte parcial de la estructura, para lucir su forma, y que las plantas formen y recreen un verdadero adorno, con su colorido, aroma, y delicadeza.

Los diseños de las pérgolas pueden ser muy variados, en hierro, en madera lacada con tramos rectos y ondulados, arcos y enrejados. Allí podrás, descansar con tu familia, comer en el jardín, plantar especies, como las glicinas, que adornan con sus ramos de flores, rosas trepadoras, o enredaderas, que convierten cualquier estructura simple que no dice nada, en un hermoso lugar para disfrutar al aire libre, en vuestro jardín.

Instalación de una pérgola de madera

La construcción suele ser hecha sobre pilares que se colocan entre 3 a 6 metros en sí, uniéndolos por una viga a una distancia que va de los 2 a 5 metros colocados de manera paralela a la pared que sostendrá la pérgola. Generalmente la caída de las vigas traviesas se inclina unos 5 centímetros por metro para posteriormente realizar el techado.

Luego de montada la estructura se procede a colocar el techo que puede ser de tejas aunque lo habitual es verlos en cañizo y brezo. La colocación del techo es una tarea relativamente sencilla de realizar.