Bodega en casa, cuidados y conservación del vino

Bodega de vino doméstica

El vino con el paso de los años ha ido ocupando un lugar prodigioso en la vida de muchas personas, y es muy natural hoy por hoy compartir una deliciosa  copa de vino con amigos en la cena o en algún tipo de reunión.

Esto nos lleva a aprender determinadas cosas sobre el mismo, sobre todo como se debe conservar y que cuidados necesita hasta llegar a nuestra mesa, dado que no se lo puede almacenar en cualquier lugar.

Cómo conservar mejor los vinos

Entre las condiciones que debemos cuidar encontraremos,  que se conservan mejor en la oscuridad, dado que la luz los puede oxidar o deteriorar, deben estar a una temperatura fresca que no supere los 18 grados centígrados, y la mejor manera de almacenarlo es horizontalmente, lo que permite que su corcho esté siempre húmedo, sin cortarse y permita el correcto paso de oxígeno.

Por lo que si se pone a pensar, la cocina o el refrigerador no son los mejores lugares para que se mantenga sus botellas de vino. Si bien en el mercado hay frigoríficos especiales para mantenerlos nada mejor que una buena bodega en su propia casa.Bodega de vino en casa

 Los agujeros  o nichos donde se introducen las botellas de vino de la bodega deben tener una profundidad de 25 cm (así sobresaldrá el pico de la botella). La cantidad de nicho ya dependerá de su gusto o del espacio que disponga para su botella. La madera es el mejor material para hacer sus botelleros.

Dónde poner la bodega

Los lugares más apropiados para realizarla son debajo de una escalera, en una pequeña habitación que no se utilice mucho, o en algún armario empotrado debidamente cuidado y aclimatado para su cuidado, aunque nada mejor que un sótano.

Bodega de vino en casa

Siempre debes tener en cuenta cuanto es el tiempo de conservación que deseas para tu vino, de esta manera, si lo vas a consumir pronto, no hay inconvenientes que lo guardes en tu cocina, pero si lo piensas guardar por un tiempo, lo más recomendable es que vayas pensando un rincón donde ubicar una linda bodega, que resulte vistosa y decorativa, en algún rincón poco iluminado y poblado de vuestra casa.

Una vez decidido el espacio que vamos a utilizar, lo más importante es aislarlo. Hay muchos materiales aislantes, algunos más o menos fáciles de colocar, que se venden ya en planchas que simplemente se ‘pegan’ a las paredes y techo. O construir los tabiques a base de materiales aislantes (hay Pladur específico, que se puede unir a estas planchas aislantes y rellenar de lana de roca o similar). Para aislar el suelo lo mejor es la madera.

Una vez que tengamos nuestra bodega en casa, debemos tener un conocimiento total de qué botellas de vino conforman nuestra bodega, así podrá consumir el vino exacto en el momento preciso. No descartamos en ayudarse de un buen texto de enología o el asesoramiento de un experto.