Consejos para plantar árboles en el jardín

Consejos para plantar un árbol

Plantar un árbol es una elección que seguramente perdure durante muchos años embelleciendo su jardín. Si bien la mejor época para plantarlos es el otoño, es necesario que si piensa decorar su jardín con algún ejemplar tenga presente algunos consejos.

Para conseguir un crecimiento óptimo de un árbol trasplantado es recomendable que se tenga bien en cuenta algunos aspectos.

Recomendaciones para la plantación de un árbol

El momento ideal para plantar un árbol es durante la estación de lluvias, en las zonas tropicales y subtropicales, o el período de letargo, en las zonas templadas, después de la caída de la hoja o antes del brote de las yemas.

Si cuenta con un amplio jardín que le permita plantar árboles de diferentes especies, recuerde que debe elegir muy bien el lugar donde lo va a plantar, teniendo presente cual será la altura máxima que alcance la especie, cuanto se extenderá su copa y su raíz, que calidad de sombra le brindará y cuáles son los cuidados específicos que debe mantener sobre todo los primeros años de vida.

Recuerde también que estas especies son de gran volumen, por lo tanto si va a plantar varias especies no deben estar unas al lado de las otras, por las características que antes describimos, tampoco los plante cerca de paredes o estructuras que podrían dañarse o dañar a la planta.

Por último recuerde que cuando plante un árbol al principio deberá colocarle una guía para que el mismo crezca derecho, al menos hasta que su base alcance consistencia, y ya pueda dirigir derecho su tronco. Consulte la calidad de suelo que la especie necesita y cual es el riego, para que crezca sano en su jardín, y con los años pueda disfrutar de una buena sombra.

A la hora de plantarlo te recomiendo que hagas un agujero profundo y ancho. La medida va a depender del tamaño del árbol porque si lo vas a plantar desde pequeño no le hará falta uno grande. Como medidas estándar se usan un ancho de un metro y un largo de 70 centímetros.

Has de vigilar que no golpeas el tronco a la hora de plantarlo o que le hagas heridas rozando la pala o algo parecido. Si es así procura ponerle un poco de tela de arpillera cubriéndolo para que no le afecte nada. Al menos hasta que finalmente esté curado.