Consejos para limpiar y podar las plantas

Cómo podar el jardín

Nuestras plantas aunque no lo parezca siempre necesitan de ciertos cuidados y limpieza periódica para lucir verdes y saludables, ya que son parte de la decoración de nuestro hogar.

La poda y limpieza de las plantas, hechas adecuadamente, son tareas que debemos hacer para mantenerlas sanas y fuertes.

La poda  y la limpieza (desramado y otros) son técnicas mediante las cuales no sólo damos forma y sentido a nuestras plantas, sino que además, aseguramos su correcto desarrollo y propiciamos una mejor brotación y floración para las temporadas venideras. Por ello, debemos aprender algunos consejos y trucos que nos permitirán dar el mejor cuidado posible a nuestras especies vegetales, para lucir un jardín espléndido.

Cómo limpiar y podar las plantas del hogar

1. Recuerde siempre quitar las hojas, ya que tarde o temprano algunas hojas se marchitaran incluso a aquellas planta perennes, se le caen hasta las hojas verdes que ya son viejas, por lo tanto no permita que arruinen la salud del ejemplar. La mayoría de ellas se quitan con facilidad con un pequeño tirón suave aunque las más robustas necesitaran que las recorte con tijera.

2. Limpiarlas con una esponja, sobre todo a las que aloja en el interior de su casa, y que poseen hojas lisas, como los fiscus, ya que esto les permite un aspecto mucho más vigoroso, y puede realizar este tipo de limpieza con una esponja empapada en solución jabonosa, y esto es muy efectivo para la planta, ya que la acumulación de polvillo, resulta maliciosa para la cantidad de luz que sus hojas reciben y obstaculiza alguno de sus poros, no permitiendo el proceso de fotosíntesis que es el medio por el cual la planta se autoalimentan.

Cómo limpiar las plantas del hogar

3. Despuntar, de vez en cuando las plantas hace que las mismas posean un follaje más tupido, esto debe realizarse cuando la planta aún es joven, cortando sus hojas de las puntas, para que se desarrolle frondosamente, ya que esto estimula el crecimiento de sus brotes laterales favoreciéndola.

4. Quitar las flores muertas, dará un aspecto sano a la planta, y reducirá las posibilidades de que los pétalos muertos atraigan moho y otras enfermedades que arruinarán la especie.

5. Por último, recordemos hacer podas y limpiezas cuando la planta se encuentre durmiente y retraída, en las épocas de frío. Se be utilizar herramientas bien afiladas, y hacer cortes certeros, sin desgarrar la madera ni provocar lesiones por las que podrían causarle enfermedades más adelante.