Cortinas romanas en decoración de interiores

7
3

Decorar con cortinas romanas

Tener un salón en completo contacto con el jardín puede darnos la posibilidad de sentirnos en la naturaleza misma, otorgando así un toque de frescura para nuestros ambientes, lo que podemos completar con elementos decorativos realmente naturales como son aquellos realizados en madera rústica.

Porqué elegir cortinas romanas

Una muy buena respuesta a que contemos con enormes ventanales , son las cortinas romanas, ya que nos permitirán una correcta protección al momento de necesitarlas y las podemos realizar en materiales de texturas floreadas, afirmando así mucho más el estilo campestre, y combinando el ambiente interior con la calidez que nos brinda nuestro jardín. Para el estilo campestre nada mejor que el colorido que brindan las telas con estampados florales.

Las cortinas romanas son especiales por tener un sofisticado sistema mecánico de elevación. Están confeccionadas con paños de telas horizontales que se pliegan al elevarse dando una apariencia moderna, estética y con una delicada terminación.

Ventajas

Las principales ventajas de las cortinas romanas son la practicidad y poco espacio que ocupan en su ambiente. Son ideales para cuando se necesita limitar la cortina al espacio de la ventana únicamente, como sucede en ventanas que no llegan al suelo o aquellas con poco espacio alrededor, donde las cortinas tradicionales molestarían por su volumen, Se las recomienda para ventanas fijas o corredizas.

Decoración con cortinas romanas

Su diseño de líneas rectas y limpias, con poco volumen, la hacen ideal en decoraciones modernas y minimalistas. Por esta misma razón, los colores preferidos son los claros, preferentemente los crudos o tierras, aunque si desea utilizar una cortina de color fuerte puede hacerlo siempre que no genere un desequilibrio con el resto de la decoración.

Telas

Tengamos presentes que esta variedad de cortinas admite una gran variedad de géneros, telas livianas, semi pesadas, que se pueden izar con cordones, o cordones reforzados en el segundo caso, y si optaremos por géneros pesados nada mejor que utilizar una cadena para recogerlas.

Decorar con cortinas romanas

Las telas más comunes son el algodón, la lana, el jacard o brocado. Pero también las hay de yute y de bambú. El uso en cada habitación dependerá en parte al material con que estén hechas, por ejemplo: las de yute o algodón van mejor en lugares informales como la cocina o el baño; las de lana, jacard o brocado se utilizan más en salones y comedores.

Las cortinas romanas quedan mucho mejor en telas lisas que con estampados. De todas maneras si desea elegir un estampado prefiera siempre los estampados pequeños, que no queden interrumpidos por los pliegues cuando la cortina esté levantada.

7 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here