Consejos para elegir el color en la decoración

Cómo escoger el color de la pintura

Decidir el color que colocaremos en una habitación es uno de los elementos decorativos más importantes, a la hora de conseguir y recrear estilos y efectos determinados.

Para ello debemos conocer como actúan los colores en el espacio, y esto nos permitirá ampliar las posibilidades, que poseemos a la hora de realizar cambios en la decoración.

De forma generalizada podemos decir que aquellos colores claros ayuda a recrear espacios amplios y ligeros, y los colores cálidos rojo, amarillo, y sus gamas recrean acogimiento, reducen el espacio e invitan a la intimidad.

El significado de los colores

Azul y verde: Los colores fríos y sus gamas como el azul y el verde , amplían los espacios, pero atenúan la luz natural que nos proveen las ventanas y la luz del sol. Se debe tener en cuenta, que en los salones donde se vayan a realizar otras actividades diferentes como descanso, ocio y esparcimiento se pueden mezclar colores fríos y cálidos recreando contrastes entre ellos.

Cómo escoger el color de la pintura

En la decoración moderna cada vez se tienen más en cuenta los colores que influyen sobre los estados de ánimo, así encontramos que los colores apagados dan serenidad, la combinación de tonos vino y claros dan vitalidad y energía, y los fríos como azules y verdes en toda sus gamas proporcionan calma e invitan al reposo.

Blanco y Beige: Los colores claros como el blanco, el crema  y los de sus gamas, otorgan calidez y recrean ambientes muy naturales. El crema es un color muy extendido y popular, la tonalidad del crema es suave y neutral, sin embargo es una tonalidad más cálida que el blanco puro.

Cómo escoger el color de la pintura

Amarillo: El color amarillo representa el sol, amarillo nos hace pensar en la vitalidad, el intelecto y la longevidad. El amarillo es todo acerca de la energía. Un color de moda para los comedores y cocinas. En los hogares es ideal para los estudios y las cocinas, pero no muy recomendable para los dormitorios. Se dice que los bebés lloran más en las habitaciones amarillas.

Cómo escoger el color de la pintura

Naranja: El color naranja aporta optimismo y añade una nota de bienvenida para las entradas y pasillos. Un color para estimular la conversación y el intercambio de ideas. Además hemos de resaltar que es un color muy bueno cuando se aplica a una sola pared en un esquema de color neutro, añadiendo un toque de vida y de diversión.  ayuda a la digestión y aumenta el apetito, así como la participación del cerebro. Por lo tanto, es ideal para cocinas, áreas de juego, salas de estar y comedores.

Cómo escoger el color de la pintura

Rojo: No usaremos nunca el rojo como el color principal de nuestra casa, es un color lleno de pasión y ha de utilizarse con moderación, como un acento único con el que conseguiremos dramatizar cualquier estancia.

Cómo escoger el color de la pintura

Rosa: Tradicionalmente visto como un color femenino, reservado a las habitaciones de las niñas, el rosa es uno de los colores más acogedores y reconfortantes que hay. Mediante el uso de tonalidades con rosas intensos podemos convertir las habitaciones en ambientes más cálidos, nutriendo a los dormitorios de un agradable confort para conciliar el sueño. Puede ser la tonalidad a sorprender y elegir en nuestros baños y cocinas.

Cómo escoger el color de la pintura

Violeta: Un color artístico, ligado a la meditación, espiritual y ritual. También es considerado como real y digno, conjurando visiones de una monarquía. En tonalidades más oscuras están asociadas con la pasión y el fuego. En el lado más suave,  las tonalidades lavanda tienen un potente efecto sedante, hay que utilizarlas con cuidado si no queremos que nuestra sala de estar o el comedor tengan un aspecto somnoliento. Sin embargo son ideales para utilizarlos en nuestros dormitorios.