Cómo realizar un portavelas

Cómo hacer un portavelas de lata

Decorar con velas, es muy romántico, y tiene un toque muy personal, se puede aplicar en cualquier sitio de la casa, ya sea algún rincón un poco despoblado, en alguna cena, como centro de mesa; o el baño, porque no.

Acá les dejamos dos opciones para que si te gustan  las velas puedas poner manos a la obra y realizar un práctico portavelas de lata o un portavelas de lino. Es muy fácil de realizar así que toma nota y a poner a trabajar el ingenio:

Portavelas de lata

Las latas quedan estupendas convertidas en portavelas. Un poquito de pintura, unos cuantos agujeros y ya las tienes listas para dar ambiente a una velada romántica, una fiesta en el jardín…

Si la lata que vas a utilizar tiene una funda de papel, retírala y consérvala porque te servirá para dibujar el patrón que quieres taladrar. Limpia la lata con cuidado, el borde puede ser cortante.

Si quieres que sea de color, píntala. Yo he utilizado pintura en aerosol, que se seca enseguida y deja un acabado muy brillante. Dibuja el diseño que quieres reproducir en la lata. Los agujeros puedes hacerlos con un clavo grande y un martillo.

Para evitar que la lata se abolle con los golpes hay que meterla previamente en el congelador rellena de arena y agua y esperar a que se congele.  Si la pintura se ha descascarillado con los golpes, repasa con un pincel y un poco de pintura los agujeros, con cuidado de que la pintura no los tapone. Y ya está terminado el portavelas.

Portavelas de lino 

Necesitarás, un paño de lino, y una vela en vaso de cristal. Para realizarlo como primer paso debes tomar el largo y el alto del vaso de la vela y trasladarlo al lino. Una vez que tengas a mano las medidas correspondientes debes trazar la base del portavelas, y trazar de cada uno de los lados la altura del vaso, debes recortar y coser los lados, das la vuelta de la tela y está listo  para colocar el vaso con la vela.

portavelas de lino

Una opción a decorar es que si deseas hacerle algún tipo de pintura que combine con tu decoración, debes realizarlo antes  de comenzar a cocerlo. De esta manera puedes con materiales muy simples, dar un toque especial y crear un objeto decorativo, que puede combinar con texturas de tus almohadones, cojines, u otras texturas aplicadas a la decoración de tu casa.