Tradiciones antiguas para dormitorios modernos

Decorar un dormitorio moderno

Si hay una palabra que debemos utilizar hoy para definir un dormitorio en cuanto a la decoración del mismo caeremos de lleno en la palabra «flexibilidad», hoy por hoy en la nueva decoración se busca concretar un ambiente que sea sumamente funcional, cómodo y que invite al descaso y al relax, además de que sea  versátil.

El estilo antiguo en dormitorios modernos

Los dormitorios actuales heredan una vieja tradición que surge al rededor de los años 60´s en la que se intenta en la arquitectura doméstica integrar ambientes en una sala como es el dormitorio principal, el caso puntual es la zona de baños, a la que luego se le sumaron espacios de relax o ambientaciones de trabajo como son las bibliotecas o escritorio. Por lo que en la decoración moderna estos ambientes se realizan cada vez más funcionales y más cómodos.

Decorar un dormitorio moderno

El ritmo de la vida actual impone el uso de las nuevas tecnologías y muchas transformaciones que se pueden apreciar en los dormitorios, ambientes verdaderamente flexibles y versátiles para que cumplan las funciones necesarias, además del ya conocido descanso, por lo que hoy se nos permite en el mismo descansar, dormir y porque no también trabajar, vestirse y dedicarle tiempo al oseo mirando la televisión.

Lo que hace sumamente importante aprender a distribuir las zonas, delimitarlas, y aprovechar todos los espacios, para integrarlos armoniosamente.

La distribución del mobiliario en un dormitorio debe ser relajada, y usualmente los muebles antiguos crearán un sentimiento de “pasado de moda”, llevando al visitante de vuelta a los tiempos primarios y elementales. Pero esto no necesariamente sobrecargará el dormitorio; las antigüedades pueden combinarse con un estilo moderno, y la alfombra, las ventanas modernas y las puertas del balcón compensarán cualquier dominio de los muebles antiguos en la habitación.