Muebles, objetos y piezas de bambú, limpieza y cuidados

Cuidados y limpieza de los muebles de bambú

La decoración moderna se adapta a diferentes estilos donde se mezclan texturas, colores, fibras vegetales, acero etc. Las piezas mobiliarias de bambú, pueden ser las elegidas por algunas personas para dar el toque personal que desean en sus ambientes, pero estas requieren como cualquier otro material de cuidados específicos, para que tengan una larga vida útil.

El mobiliario de bambú ya no es exclusivo de jardines y terrazas. Es un material cada vez más utilizado en el interior del hogar: mesas de comedor, sillas, alfombras, cabeceros de cama o suelos.

Su dureza y duración sobrepasan las de otras especies consideradas de gran calidad, como la madera de roble o de haya. Sin embargo, el bambú es un material vivo y natural que requiere ciertos cuidados para mantener su aspecto y calidad.

Cómo limpiar y mantener los muebles de bambú

Limpieza de muebles de bambú

Frótelos con medio limón, que además de quitarles correctamente el polvo les aportará mucho brillo.

Si el bambú esta manchado con grasa, lo primero que debe hacer es limpiarlo con una mezcla de agua caliente, y 5 gotas de lejía y una de amoniaco por litro de agua, pase la mezcla con un paño, luego seque, y de esta manera eliminará las manchas de grasa.

Cómo limpiar los muebles, piezas y objetos de bambú

Tenga en cuenta que para lavar objetos de bambú lo mejor es hacerlo con un cepillo de celdas suaves y largas, de esta manera podrá eliminar completamente la suciedad que se queda atrapada entre sus entramados.

Si el mueble ha estado un tiempo descuidado o algunas zonas están más sucias, conviene pasar un paño humedecido, o el mismo cepillo que se ha empleado con anterioridad, empapado en agua y jabón neutro. También es posible sustituir el detergente por un preparado salino. La proporción correcta es: una cucharada de sal por cada litro de agua.

Mantenimiento de los muebles de bambú

Los muebles de materiales como el bambú sufren de falta de humedad, por eso para que duren más puede humedecerlos de tanto en tanto con un rociador, o vaporizador y ponerlos a secar al sol.

Al concluir cualquiera de los procedimientos de limpieza, no olvide colocar aceite de linaza o cera, cuando se hayan secado. De esta manera siempre se verán como recién comprados y nuevos.

Cómo limpiar los muebles, piezas y objetos de bambú

El hundimiento de la trama del bambú, en especial en el asiento de las sillas, es uno de los problemas más comunes. Para solucionarlo, se recomienda apuntalar la zona afectada con unos listones. Deben colocarse como refuerzo en la parte del asiento que permanece oculta a la vista, atornillados a la estructura de la butaca.

Otra labor de mantenimiento habitual en este mobiliario es el refuerzo de las uniones, que se aflojan con el paso del tiempo y el uso. Para su arreglo conviene encolarlas, antes de que el deterioro sea mayor.

Si estos cuidados son insuficientes, se puede pintar la superficie para que recobre su color natural. Se debe utilizar una pintura alspray y aplicarla con ráfagas cortas, a cierta distancia para asegurar un acabado regular.

Para proteger el color, sobre todo si el mobiliario se ubica en el jardín, es conveniente aplicar un barniz incoloro, apropiado para exteriores. De esta manera, se evitan los daños producidos por el sol, la lluvia y los cambios bruscos de temperatura.

Espero que te hayan gustado estos consejos para mantener en buen estado tus muebles de bambú.