Consejos para una mudanza fácil y tranquila

2
4

Consejos para una mudanza fácil

Muchas personas hablan desde su experiencia personal y dan algunos consejos a la hora de hacer la mudanza, lo cierto es que una mudanza sin organización puede ser caótica y llena de imprevistos terminando exhausta y con los nervios alterados. Sí planifica de antemano con una correcta organización y coordinación, estará relajada y soñando con su futuro en la nueva vivienda.

Recomendaciones para mudanzas

Mantén todas las cosas juntas. 

Insiste en mantener las cosas juntas cuando se están empacando las cajas. Mantén los focos con las lámparas y los cables con sus respectivas cosas por ejemplo. Las piezas pequeñas, que se pueden perder fácilmente, deben ser pegadas con cinta o en un sobre a sus respectivas piezas.

Empaca con tiempo

Todo lo que puedas empacar con antelación al día de la mudanza se debe hacer. Por ejemplo, si es invierno puede sacar tus cosas del invierno y ponerlas en cajas. Durante los últimos días, la verdad no necesitas cinco radios o televisiones, así que lo mejor es ir poniéndolos en las cajas.

Utiliza tus maletas de viaje.

Llena todas las maletas y bolsos con ropa, sábanas, toallas y cosas de papelería. Incluso en las mudanzas locales, podrás encontrar fácilmente aquella maleta en donde se encuentran tu ropa favorita.

Asegura tus objetos valiosos.

Es una buena idea mantener los objetos valiosos, como joyas, cubiertos de plata o antigüedades contigo en todo momento. Si tienes que ir a un lugar lejano y no tienes espacio, ponlas en una caja que diga algo como «accesorios para la cocina», para evitar que sean perdidas o robadas.

Mantén los papeles importantes contigo.

Una lista de estos papeles importantes puede incluir: certificados de nacimiento, notas de la escuela, contratos de trabajo, números de teléfono de la oficina, extractos bancarios recientes, mapas y otros.

Limpia la casa nueva.

Si tienes que encargarte de la limpieza de la casa vieja después de vaciarla, intentar adelantar durante los días previos a la mudanza, porque una vez vacía querrás dedicarte cuánto antes a tu nuevo hogar. Limpiar los interiores de armarios y cajones antes del día de la mudanza.

Controla la mudanza. 

Asegúrate de estar presente (tú o alguien de tu confianza) en todo el proceso de la mudanza. Si el embalaje no lo realizas tú sino que se encarga la empresa de mudanzas de ello, deberás igualmente ir haciendo tu inventario detallado y controlando que siguen el orden que tú establezcas y tus instrucciones.

 

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here