Tu cuerpo y la última semana de tu ciclo

El ciclo menstrual de las mujeres es una cosa un poco más complicada de lo que nos imaginamos, que va más allá del periodo y la ovulación. Por ejemplo, ya después de esta última etapa de la semana de tu ciclo, donde eres más fértil, tienes unas dos semanas antes de tu próxima menstruación. En esta fase, los ovarios liberan menos estrógeno y un poco más de progesterona, una hormona que ayuda a mantener la parte interior del útero en forma por si quedas en embarazo.

Pero si esto no sucede, te tienes que ir preparando para tu síndrome premenstrual, que es cuando ocurren los cambios de humor. Si en esos días quieres ver una película, te recomiendo ir a ver una donde salga un chico de cara linda. Todo porque en esos días las mujeres preferimos las líneas más finas en el rostro y los labios más definido, todo por los niveles hormonales que están preparando tu cuerpo para el embarazo.

Sin importar si tu óvulo ha sido fertilizado o no, en esos días tienes muchas de esas hormonas que hacen que en tu humor necesites un poco de apoyo y simpatía, algo que demuestran más los rostros femeninos. Otra excelente ventaja de esos días es que puedes quemar una mayor cantidad de grasa de la parte abdominal si haces ejercicio cardiovascular en esos días, que son entre el quince y el veintiocho de tu ciclo.

Ejercitarte dependiendo la semana de tu ciclo

Tu cuerpo quema más grasa al finalizar el ciclo por la hormona progesterona que promueve el uso de la grasa como una fuente de energía. Los expertos hasta recomiendan hacer diferentes ejercicios dependiendo de la parte del ciclo en la que estés, como yoga, Pilates y tonificación para los días en los que tienes tu periodo y unas buenas horas de cardiovascular después de la ovulación.