¿Qué es el TDAH?

A medida que tu hijo va creciendo, en especial después de los veinticuatro meses, es que empiezas a notar si tienen algún problema de aprendizaje. Uno de los más comunes es el trastorno por déficit de atención con hiperactividad o TDAH, que es una condición que hace que sea difícil para el niño que la sufre el controlar su nivel de actividad y sus reacciones a lo que está sucediendo a su alrededor.

Si tienes un niño con TDAH lo más probable es que tenga problemas manteniendo su atención en lo que quiere hacer. Esta condición emerge durante los primeros años de vida de los bebés y usualmente dura hasta la adolescencia y en algunos casos hasta la adultez. Es por esto que esta condición tiene que aprender a ser manejada tanto por los niños como por sus padres.

La mayoría de los expertos en esta condición aseguran que es extremadamente difícil, y casi imposible, el diagnosticar este trastorno de atención en niños que son menores de cinco años, porque los síntomas involucran una inquietud o una agitación nerviosas que no son cosas poco comunes en niños pequeños, que también en general les cuesta concentrarse en lo que están haciendo.

Por esto es tan difícil distinguir a un niño con TDAH de otro que simplemente sea uno energético, también porque a esta edad todo se desarrolla muy rápido y ellos siempre están cambiando de una forma bastante apresurada. Sin embargo, los síntomas de este trastorno aparecen a una edad muy temprana, así que si estás pendiente cercanamente de tu hijo, tal vez te darás cuenta de que le pasa algo.