El acné durante el embarazo

Durante el embarazo todo tu cuerpo sufre una serie de cambios que hacen que las cosas para la que ya eres propensa puedan empeorar. Uno de esos casos es el acné y seguramente has escuchado varias mujeres que durante estas épocas tienen peores problemas de piel de los que ya tenían antes, todo porque los niveles de hormonas y el resto de cambios de tu cuerpo hacen que estas cosas pasen.

El embarazo puede hacer que te salga acné en la piel incluso si nunca antes lo has sufrido durante tu vida y si ya lo tienes puede hacer que sea aún peor. Sin embargo, otro buen porcentaje de mujeres asegura que la cantidad de acné que sufren durante este estado es en realidad mucho menor del que tenían cuando no estaban embarazadas, así que en realidad es difícil predecir que va a pasar con tu piel.

Los niveles más altos de unas hormonas llamadas andrógenos son las responsables parciales de los brotes de acné que sufres cuando estás en este estado, porque son las que hacen que las glándulas sebáceas en tu piel se vuelvan de un mayor tamaño y que así produzcan una mayor cantidad de una sustancia de consistencia aceitosa llamada sebo, haciendo que te salgan más barros.

Este sebo extra hace que los poros se te tapen, creando así un ambiente en el que las bacterias se pueden reproducir rápidamente. Todo esto hace que tu piel se empiece a inflamar y empiece a salir el acné. Esta condición puede ser moderada e incluso severa y te puede aparecer en cualquier etapa de tu embarazo, en algunas ocasiones llegando a durar toda esta parte de tu vida.