La gastritis, por qué se produce

La gastritis, es una dolencia aguda que puede producirse repentinamente, cuando persiste durante mucho tiempo, se vuelve crónica y consiste en una inflamación del estómago, puede ser superficial, erosiva o atrófica, su forma de detección y diagnóstico se realiza a través de la endoscopía digestiva. la falta de tratamiento, puede llevar a cáncer de estómago.

endoscopía

Se presenta como una gastritis de tipo A localizada en la parte superior del estómago, y en el cuerpo del mismo, o la de tipo B, que abarca el estómago, incluyendo todo el tracto y posee anticuerpos contra las células G.

Entre las posibles causas de la gastritis están el comer a horas irregulares, el comer alimentos incorrectamente cocinados, consumo excesivo del té, café o de bebidas alcohólicas, uso habitual de cantidades grandes de condimentos y de salsas. Igualmente, se incluyen entre las causas de la gastritis la preocupación, la ansiedad, estrés y el uso de ciertas drogas o medicamentos.

Síntomas de padecer gastritis

Los síntomas suelen ser dolor, flatulencias, acidez, vómitos (algunas veces con sangre), defecaciones de color oscuro, y falta de apetito. Ambos tipos de gastritis suelen ser crónicas y agudas, particularmente se deben a la ingestión de tóxicos, aspirinas, alcohol, excesos de café, té, mate, y estrés. Otras causas son la presencia de la bacteria Helicobacter pylori, que perfora la mucosa estomacal permitiendo que los ácidos ataquen la pared del estómago; también puede provocarla una úlcera gástrica, anemia perniciosa, estados de ansiedad o el uso de ciertos medicamentos.

Cómo alimentarnos ante una gastritis

Entre los principales alimentos recomendados encontramos, las manzanas, por su riqueza en pectina y su elevada cantidad en vitaminas y minerales. Los plátanos, que aportan energía, poseen textura blanda, ideal para los estómagos delicados.

También es aconsejable el arroz blanco, porque presenta una textura gelatinosa que protege el estómago, zanahorias, ya que normalizan la mucosa gástrica y cicatriza las úlceras. El olivo que suaviza, desinflama y además protege las mucosas digestivas. Desde la fitoterapia, se recomiendan infusiones de anís, fresas, laurel, malvavisco, salvia y achicoria.

Para su tratamiento se sugiere  un cambio de hábitos en la alimentación, tomando un régimen adecuado con las cuatro comidas diarias, que incluya una fácil digestión gástrica, con una temperatura templada al ingerirlos, de bajo contenido en fibra y volumen reducido.

Existen varios remedios caseros y populares para aliviar el dolor que causa la gastritis.  Sin embargo, es importante y conveniente la pronta atención médica, ya que si la gastritis no es tratada adecuadamente puede causar una úlcera, perforación, hemorragia u obstrucción. Recuerde visitar periódicamente a su especialista.

Nota: Este post ha sido editado para mejorar la calidad de su contenido…