Recomendaciones y cuidados con las cicatrices para tomar sol

Cuando hemos atravesado por algún inconveniente que nos ha dejado cicatrices, es necesario ser provisorio al momento de exponerse al sol, ya que las mismas pueden entorpecer la belleza de nuestra piel.

Cuidado de las cicatrices al tomar sol

El sol tiende a ennegrecer las marcas que nos dejan las cicatrices, sobre todo si no se utiliza una protección adecuada convirtiendo esa mancha luego en muy difícil de disimular.

Por ello para evitar ésto es necesario que siempre luego de una intervención quirúrgica, o frente a cualquier lastimadura que haya dejado cicatriz, utilizar un factor alto de 40 en adelante, o definitivamente utilizar una pantalla bloqueante total.

Aún cuando no se tiene planeado tomar sol, si hay cicatrices en la vida cotidiana uno expone la piel y la misma va acumulando efectos nocivos. De todos modos en caso de exposición prolongada a los rayos solares, el protector o la pantalla bloqueante deben ser renovados cada dos horas.

Y en casos de cicatrices por intervenciones quirúrgicas, lo más aconsejable es no dejar la cicatriz al sol al menos por 8 meses ya que las mismas tardan mucho más tiempo en regenerarse y cerrar por completo.