Posturas saludables y correctas en el transcurso del embarazo

Cuando el embarazo va desarrollándose, las actividades cotidianas pueden provocar en la futura madre, dolores de espalda sobre todo si no mantienen una buena postura y los realiza correctamente.

Permanecer de pie, si se va a estar en ésta posición durante mucho tiempo es conveniente, que si cabe la posibilidad la madre coloque uno de sus pies sobre un taburete, o una pila de libros, alternándolos, así se consigue mantener las rodillas semiflexionadas y se consigue que la columna se mantenga recta.

Al agacharse, es correcto hacerlo adelantando un pie con respecto del otro, y flexionando las rodillas para luego bajar arqueando la espalda hacia afuera hasta acercarse lo más posible al objeto que se desea levantar, de ésta forma se trabajan las piernas y no se ejerce fuerza con la espalda.

Durante el embarazo, por los cambios que suceden el cuerpo padece diferentes cambios que alteran la columna, ya sea por el crecimiento del vientre o por el aumento de peso, lo que hace que el centro de gravedad se desplace y a la futura madre le cueste mucho más mantener el equilibrio.

Por eso al caminar es muy importante no arquear la zona lumbar para contrarrestar el peso que ejerce la panza, lo correcto es llevar la panza metida hacia adentro la espalda lo más recta posible y los brazos acompañando el movimiento de balanceo para no perder el equilibrio mientras se realiza ésta actividad.

Ten presente estos simples consejos, para evitar dolores de espalda.

Foto: Gracias a Victor Bezrukov