Consejos para llevar un vestido abullonado

vestido abullonado

Como parte del estilo de las prendas volumétricas, los vestidos abullonados han de vestirse tomando en cuenta ciertas consideraciones previas para lucir atractiva sin ningún problema.

Un primer paso pertinente es el de elegir el vestido corto. Debido al  volumen con el que dota al atuendo, resulta conveniente realzar el look haciendo que las piernas luzcan suficientemente como para alargar la apariencia del cuerpo entero.

Aunado a ello, el calzado debe ser especialmente femenino: un par de sandalias o zapatos cerrados, en cualquiera de ambos casos, que sean de tacón alto. Procura evitar las bailarinas y las botas largas o camperas, ya que tus piernas lucirán más cortas y regordetas.

Preferentemente la parte superior del vestido ha de ser más ajustada o de una tela más deslizable. De no ser así, procura estilizar hombros y busto por medio de un cinturón, un escote barco o un collar largo con dije.

Los bolsos de gran tamaño y los de asa al hombro no son muy buena idea. Los primeros harán que tu atuendo sea excesivamente voluminoso, mientras que lo segundos estropearán la forma abombada de la falda. La opción: un clutch pequeño.

En caso de que desee acompañar el vestido con una chaqueta, que sea corta y en un color contrastante, de lo contrario restará emotividad a la prenda principal.

Foto: La Petite Nymphéa