Consejos prácticos para ahorrar agua y luz en el baño

El baño bien distribuido y bien decorado muchas veces requiere gastos extras de electricidad, y de agua, pero acá os dejamos algunos simples consejos para tener en cuenta y ahorrar estos dos recursos, sin dejar de disfrutar de el baño que siempre soñamos.

En el mercado existe grifería muy buena con reducción de caudal de hasta un 40% que se pueden aplicar a nuestro baño sin la necesidad de recurrir a accesorios que sean poco decorativos, así mismo para la grifería vieja, existen perlizadores, que son de fácil aplicación y mezclan el agua con parte de aire, lo que hace que se disminuya el caudal de la misma.

También contamos con cisternas de doble pulsador, o con capacidad limitada, que nos permiten ahorrar entre 3 a 5 litros de agua cada vez que las utilizamos.

Otra opción que cabe destacar es recuperar el agua de la bañera para el inodoro o para uso de riego, para esto hay que aplicar una segunda red de cañerías que conduzca las aguas grises a una depuradora o depósito, y de esta manera se puedan volver a utilizar.

En cuanto a las luces te recomendamos no utilizar todas al mismo tiempo, diferencia correctamente la luz general, de las distintas zonas que posees en el baño, y coloca varios interruptores, para poder utilizar solamente aquellas que necesites en ese momento.