Bronquiolitis, cómo se manifiesta y se contagia en un bebé

Por lo general esta enfermedad se manifiesta con mucha tos y el bebé siente que no puede respirar, una inflamación de las vías aéreas pequeñas, que reciben el nombre de bronquiolos, cuando algún huésped los ataca.

Por lo general suelen ser virus sincicial respiratorio, adenovirus, rinovirus  y otros, donde en muchos casos se hace necesaria la internación del paciente que lo padece.

Los síntomas son tos, silbidos en el pecho, respiración rápida y agitada con mucha secreción nasal, a veces viene acompañada de fiebre.

Es una enfermedad contagiosa, ya que el virus se escapa del organismo cuando el bebé tose o estornuda, y también puede estacionarse en los objetos cercanos que utiliza a diario, por lo que la higiene en estos casos se hace verdaderamente indispensable.

La falta de acceso a la lactancia, el nacimiento prematuro o el vivir en hacinamiento favorecen la reproducción de este tipo de virus, así como también la deficiencia en un sistema auto-inmune, lo que en algunos casos puede derivar en mayores inconvenientes.

Las enfermedades cardiocoronarias crónicas o respiratorias de los padres, así como también los hijos de fumadores pueden padecer más frecuentemente de este tipo de enfermedad.