Cómo evitar la gingivitis en el embarazo

Cuidar tus dientes, tus encías y la salud de tu boca en general es la clave para prevenir infecciones como la gingivitis que pueden llevar a que tu salud durante el embarazo se deteriore. Además de practicar una buena higiene oral, lo mejor es que vayas constantemente al dentista para que esté pendiente de lo que te pasa en las encías y no sufras mucho de la llamada gingivitis del embarazo.

Uno de los mejores consejos que te puedo dar para prevenir estas incomodidades del embarazo es hacerte un cuidado preventivo por un experto regularmente. Tu dentista podrá remover la placa bacteriana y el sarro que no te puedes quitar con el cepillado normal, así que si no lo has visto recientemente pide una cita y no te olvides de decirle que estás embarazada y los meses que tienes.

Si tienes problemas de gingivitis previos, es posible que se te empeoren durante el embarazo por lo que es bueno que tengas un especialista a mano. Y si él encuentra que debe hacerte algo en algún otro problema que tengas, y que sea de carácter urgente, no te preocupes porque en la actualidad existen anestesias que no ponen en riesgo a tu bebé y si debes tomar antibióticos también existen unos especiales que no te suponen algún problema.

Claro que los cuidados de tu casa tampoco deben ser descuidados por lo que te recomiendo cepillarte los dientes con mucho cuidado y suavemente al menos dos veces al día, mejor si lo haces después de cada comida, con un cepillo de cerdas suaves y una crema dental con flúor. También no olvides pasarte la seda o la cinta dental, porque esto te ayudará a mantener las bacterias alejadas de en medio de tus dientes.