Qué hacer cuando el niño tiene mal aliento por las mañanas

Una de las principales causas de mal aliento en los niños se debe a la presencia de restos de alimentos entre sus dientecitos, estos mismos se transforman en un caldo de cultivo de bacterias en la boca, las cuales se fermentan y eso suele provocar un mal aliento, además de que pueden llegar a provocar sarro y caries.

En los pequeños la halitosis también suele deberse a una infección en sus encías que se llama gingivitis, en la lengua que se llama glositis, o en as amígdalas, también suele aparecer cuando hay un aumento de la acetona. A diferencia de los adultos en los primeros años de vida de un pequeño no suele darse el mal aliento por problemas estomacales o de hígado.

Si un niño presenta constantes resfríos, este también puede ser el origen de su mal aliento, en ese caso el mal olor puede apreciarse sobre todo por las mañanas porque las bacterias que atacan se encuentran en la garganta fermentan los mocos que suelen acumularse en la noche cuando el pequeño está dormido.

Este es un problema que se le debe comentar en la consulta a vuestro pediatra, para que se dedique a investigar de donde proviene el mal aliento y nos indique correctamente cuales son las pautas a seguir para mejorarlo.