Recomendaciones para agregar fibras en la dieta de los niños

Por lo general cuando los niños padecen de estreñimiento se debe a una falla en su alimentación, seguramente por consumo de alimentos concentrados con poca cantidad de fibras.

Las fibras son un componente de los alimentos de origen vegetal que el organismo no digiere y por lo tanto favorecen la eliminación mediante las heces. Están presente en los cereales integrales y todos sus derivados, legumbres, porotos, arvejas y todas las verduras y frutas naturales.

La misma actúa al llegar al intestino captando el agua que el niño consume y aumentando su volumen ablandando las heces y por lo tanto previniendo las molestias que ocasiona el estreñimiento en el niño.

Se recomienda que un pequeño en edad escolar consuma al menos 10 a 15 gramos de fibras por día pero no hay que hacer demasiados cálculos ya que con una alimentación adecuada, tenemos seguridad de que se consumen. Sabemos que para que el niño se alimente correctamente es necesario brindarle cierta variedad de platos preparados y diferentes alimentos.

La dieta mediterránea es una de las más recomendadas, ya que es rica en fibras, y se aconseja que el niño consuma al menos 3 veces por semana cereales y legumbres, dos porciones de frutas al natural al menos dos veces por semana, y diariamente porciones de vegetales no muy cocidos para que no pierdan su riqueza en fibras. Por otro lado destacaremos que para evitar el estreñimiento en los niños, es necesario reducir el consumo de alimentos industrializados y asegurarnos de que consuma suficiente agua.

Ante la menor duda consulte con su especialista de confianza.