Cómo nos afecta el nacimiento de nuestro hijo

Una vez que nuestro bebé nace las cosas para los padres suelen volverse un poquito más complicadas, y las cosas que normalmente podíamos realizar ya no son tan comunes, como salir a comer afuera, quedar con amigos para ir a tomar un café, etc.

Debemos siempre recordar que los primeros meses estamos sujetos a las necesidades puras y exclusivas de nuestro pequeño, sus horarios, alimentación, cambiado de pañal, sueño y demás, y esto se extenderá hasta alrededor del año, cuando ya podemos llevarlo con nosotros y hacerlo participar de nuestras salidas.

Es muy probable que para algunos niños debamos llevarle la comida preparada desde casa, y que luego podremos calentar sin mayores inconvenientes al lugar que asistamos, aunque hay muchos bebés que a esta edad ya se arreglan solos con lo que les ofrecemos para su alimentación y hay menúes infantiles que se ofrecen en muchos restaurantes.

Lo único que debemos tener siempre presente es sentarnos en el área para no fumadores, y en ambientes que no sean demasiado ruidosos, para no exaltarlos y tratar de respetar en la medida que sea posible todas sus costumbres y ritmos para que no se ponga molesto. Bajo ningún punto de vista cabe la posibilidad de dejarlos solos en casa, debemos adaptarnos a sus tiempos y ser respetuosos.