Consejos para alimentar a un recién nacido

A muchas madres nos llama la atención que nuestros bebés muchas veces no demandan cada tres horas o a cada rato el pecho, sobre todo cuando de esta alimentación sin complementos se trata. Nos alarmamos pensando en si está comiendo bien,  porque estos bebés solo comen cuando se lo ofrecemos.

Debemos recordar que cada bebé, tiene sus propias características y suelen manifestarnos su personalidad desde los primeros días que comparten con nosotras. Cada bebé tiene un patrón de comportamiento único que se va adaptando con el tiempo al medio que lo rodea. En este caso estamos hablando de un bebé tranquilo que sabe que su madre cuenta con suficiente leche y que se la ofrece atentamente cada vez que considera que él lo necesita.

Lo importante en estos casos es que el niño se alimente y vaya ganando peso, si en la consulta pediátrica, vemos que crece normalmente y según lo indicado por el médico, no debemos alarmarnos y continuar tranquilamente ofreciéndole el pecho como hasta ahora. No nos olvidemos, que dar el pecho no es meramente un acto alimentario, sino que es un contacto único entre la madre y el bebé, donde las demostraciones de cariño y miradas afectuosas, que hacen muy feliz a este tipo de bebés.

Foto: Gracias a sdminor81