Malos hábitos en niños de 2 años: dormir con los padres

Muchas han sido las veces que hablamos de los miedos nocturnos y es muy común que estos aparezcan alrededor de los dos años de vida, sobre todo porque es una época en la que los niños sueñan, y no quieren quedarse solos, ya que no distinguen de cuando están dormidos y se les mezcla con la realidad.

Es una etapa llena de miedos y caprichos, por lo tanto casi ningún niño quiere quedarse solo, cuando todavía existe la posibilidad de dormir agarrado de la mano de mamá. Muchas veces este problema se estira hasta llegados los 5 años y para los padres comienza a ser un gran problema, pero somos nosotros mismos los que permitimos que esto suceda, y hasta muchas veces, con tal de no escucharlo llorar, lo llevamos a nuestra cama para evitar tener que levantarnos a calmarlo por las noches.

Solo existe una forma progresiva y poco reumática de evitar este problema, y es llevarlo a su cama, acompañarlo un rato, acariciarlo, calmarlo y contenerlo, pero dejando claro y con convicción que él debe dormir en su propia cama.

Cada familia es un mundo, como ya hemos dicho, pero este es un desafío que poco a poco podemos lograr, solamente es cuestión de paciencia para lograr el objetivo.

Foto: Gracias a oksidor