Niños, demasiados tranquilos que no defienden sus pertenencias

A medida que los bebés van creciendo, y comienzan a sociabilizarse, la mayoría no quiere compartir mucho sus pertenencias, sobre todo si de juguetes se trata, y muchas veces, hasta ni siquiera desean compartir actividades con el resto de sus pares, y están los que pelean por adueñarse de todo cuanto se les comparte.

Es normal y parte del crecimiento y personalidad de cada pequeño.

Hay niños que son tranquilos, que no son peleadores y al momento de defender sus pertenencias, su temperamento es inmutable. Si se desarrollan todos sus aspectos y no hay signos de que el niño este triste, pasando por un momento angustiante o depresivo, no debemos preocuparnos, seguramente se trate de una personalidad que evite mantener enfrentamientos.

Esto formará parte de su personalidad y temperamento, y seguramente sepan resolver mucho mejor cuando grandes un conflicto que aquellos que entran rápidamente en cólera. Como padres de niños de temperamento tranquilo, no es necesario tomar ningún tipo de actitud especial.

Lo que si debemos realizar y no bajo una actitud autoritaria ni forzada, es enseñarles a que no siempre hay que ser demasiado bueno, y hacerles saber que tienen derechos a defender sus derechos y lo que es suyo, pero que la mejor manera es evitando los conflictos.

Foto: Gracias a Spigoo