Consejos para prevenir la retención de líquidos durante el embarazo

Por lo general en el embarazo las futuras madres padecen de hinchazón sobre todo en sus miembros, las manos y los pies al igual que las piernas se hinchan demasiado y esto provoca cierto dolor o molestias.

En su mayor parte este tipo de síntomas se debe a una gran retención de líquidos y es absolutamente normal, suele ponerse mucho más en el último trimestre de embarazo, y se hace notoria en los tobillos y las muñecas.

Más allá de que siempre recomendamos que una futura madre debe alimentarse correctamente en este caso es imprescindible que realice actividad física y algunos ejercicios que favorezcan el retorno venoso, en el caso de los pies y las piernas reposar al menos en la cama con almohadas o almohadones debajo de las mismas, elevándolas es muy beneficioso, también se deben practicar flexiones con los tobillos, extendiéndolos de tanto en tanto, para ayudar a la circulación.

Los masajes del retorno linfático en las piernas son otra solución, en estos casos la futura madre debe cuidar la ingesta que realiza de líquidos, ya que la acumulación de mucho líquido puede favorecer la aparición de edemas, donde se debe consultar en esos casos puntuales con el médico obstetra, para descartar la posibilidad de que la embarazada deba ser internada, porque la acumulación de líquidos puede estar siendo provocada por una situación de preeclampsia (aumento de la presión arterial).

Foto: Gracias a j a r r o d