Algunas molestias del embarazo

No todo en el embarazo es tan bueno, aunque las cosas buenas siempre tienden a superar a las malas. Los malestares mañaneros, los calambres, los dolores y el aumento de peso son algo que afecta a todas las embarazadas, pero existen otras cosas molestas y vergonzosas que también suceden en esta etapa de la vida.

Estreñimiento: Si sirve de algún consuelo, el estreñimiento afecta a una cantidad de mujeres embarazadas. Uno de los culpables es el incremento de la hormona progesterona, la que hace que el movimiento de la comida en el tracto digestivo sea más lento. Y el problema se puede empeorar más adelante en el embarazo por la presión que llega a hacer tu útero creciente en tu recto.

Salivación excesiva: Algunas mujeres sienten como si estuvieran salivando más de lo usual durante el embarazo, en especial cuando sientes náuseas. Un pequeño número de mujeres tienen tanta saliva en sus bocas que incluso tienen la necesidad de escupirla para librarse del problema.

Hemorroides: Las hemorroides son unas venas varicosas, o sea vasos sanguíneos que se han inflamado inusualmente, que aparecen en el área rectal. Estas pueden simplemente ser una molestia al causar picazón o pueden ser muy dolorosas, y algunas veces incluso causan sangrado rectal, en especial durante algún movimiento del intestino.

Algunas mujeres sólo experimentan las hemorroides por primera vez mientras están en embarazo, y después se olvidan de ellas, pero si las has tenido antes del embarazo, lo más posible es que cuando llegues a ese estado vuelvan a aparecer haciendo todo un poco más molesto.

Foto: Gracias a diluvi