Consejos para la lactancia materna

Pareciera que el regresar a trabajar no es compatible con la lactancia, ya que de alguna manera u otra tendremos que dejar al bebé, en mano de sus abuelos, la niñera o definitivamente en una guardería. Aunque parezca imposible, son compatibles.

Deberás armarte paciencia, para poder realizar esta tarea, pero es muy importante que tu bebé siga alimentándose con leche materna, ya que como siempre decimos es irreemplazable y contiene todos los nutrientes necesarios para el desarrollo pleno de tu bebé.

Es importante que cuando retomes tu actividad laboral, tengas más o menos armado el patrón alimentario de tu bebé, de esta manera a diario deberás extraerte leche y guardarlas para las tomas. Esto te permitirá que continúes con la lactancia, y puedas seguir manteniendo el vínculo creado con tu hijo, amamantándolo una vez a la mañana, al regresar del trabajo, o por las noches, además de los fines de semana o días que o trabajes.

Si esta es tu decisión, puedes comenzar a extraerte leche unos días antes de reincorporarte a tu trabajo, y congelarla, para que de esta manera, tengas una cantidad de reservas llegado el momento. Se debe descongelar dentro de la nevera y recuerda que puedes mantenerla en la misma por dos días. Si deseas destetar al bebé, al retomar tus actividades laborales, recuerda que no debes hacerlo abruptamente, y debes ir reduciendo de a poco las tomas.

Foto: Gracias a Daquella manera