¿Es normal que los senos incrementen su volumen durante el embarazo?

senos en el embarazo

Cuando quedamos embarazadas, comenzamos a notar muchos cambios en nuestro organismo, e incluso en nuestro cuerpo, más allá de que sabemos que nos crecerá nuestra panza, pero desde el comienzo de la gestación nuestros senos van modificándose, y llegado el último trimestre estos cambios son realmente notorios.

Es absolutamente normal al finalizar el último trimestre de embarazo que nuestras mamas crezcan y concluyan su desarrollo para poder amamantar a nuestro bebé. Irás notando este cambio, porque se pondrán mucho más sensibles, y no debes asustarte, en el caso de que mucho antes que llegue tu bebé, comiencen a secretar una sustancia al principio transparente, que luego se tornará de color blanquecino o amarillento. Esta secreción recibe el nombre de calostro.

El volumen de los senos se produce por un mecanismo de hipertrofia de los conductos mamarios, dilatación de los alvéolos, y la misma producción de calostro, por el accionar de las hormonas que se incrementan durante el embarazo. Esto a su vez hace que la red venosa que esta debajo de la piel aumente su tamaño, y hacia el final del embarazo notarás como se hacen mucho más visibles. También notaras, que al rededor del pezón aparecen algunos puntos blancos y rosas.

Este aumento de tamaño, también conlleva a un aumento de peso de las mamas, que en algunos casos puede ser muy marcado, y es importante que lo tengas presente para evitar posteriores problemas de columna. Te recomendamos utilizar corpiños o sostenes especialmente diseñados para esta época del embarazo, que son reforzados, y además de prevenir inconvenientes en la columna,  ayudarán a que no se caigan las mamas. Así que a no preocuparse, todos estos cambios son absolutamente normales, y forman parte de la preparación para la lactancia de vuestro bebé.