Cambios que afectan a la pareja luego del nacimiento del bebé

La pareja y el bebe

Durante el embarazo la pareja experimenta cambios, que afianzan sus vínculos, pero muchas veces con la llegada del bebé se suscitan cambios, que ninguno de los dos esperaban.

El bebé demanda tiempo y la pareja no encuentra ese «tiempo» que antes les pertenecía solamente a ellos.

Cabe mencionar que los cambios, afectan a ambas partes por igual, sobre todo en lo que se refiere a la sexualidad; en el caso de las mujeres, muchas veces se experimenta una sensación de haber perdido la intimidad y la libertad que tenían, ante la presencia de ese nuevo integrante en la familia.

Las transformaciones que sufre el cuerpo femenino en esta etapa requieren de un tiempo de adaptación, dado que el no es el mismo organismo que antes del embarazo, y hay un constante debate entre ser madre y ser compañera y mujer. Muchas veces sentimos hasta culpa por dejar al bebé para atender las demandas de su padre. Por otro lado aparecen las incomodidades orgánicas propias de ese momento, inflamaciones vaginales, cansancio, y sobre todo el tiempo que requiere ser una madre que amamanta a su pequeño hijo.

En el hombre aparecen sentimientos de temor, por lastimar sin querer a su compañera, después de haberla visto parir, y también aparecen esos miedos de que el niño necesita completamente de su madre, sobre todo si ha tenido en su infancia una fuerte figura maternal, y comienza a priorizar la economía del hogar y sus funciones laborales para sostener sin problemas a toda la familia.

Antes eran dos personas, y ahora son tres en la misma casa y muchas veces en a misma habitación, el bebé demanda cantidad de tiempo extra que muchas veces se dedicaban para ellos, y todos estos sentimientos normales, van a requerir de mucha paciencia y de adaptación por parte de ambos. El diálogo en esta etapa es sumamente fundamental para poder ir llevando la pareja nuevamente a sus rituales habituales.

Foto: Gracias a Kyle and Kelly Adams