Los niños y la importancia de una mascota

Bebé con un perro

Aunque muchas personas creen lo contrario dado que existen muchas enfermedades transmisibles de animales hacia el ser humano, pero una mascota es el complemento perfecto para el desarrollo físico y emocional de un niño.

Esto se debe a que gracias a ellos, se fomenta en él el amor y el respeto hacia las otras especies, sobre todo hacia los animales, y muchas veces se convierten en una verdadera compañía. Los niños ven a su mascota como un juguete, pero este no es inanimado como el resto, es un ser vivo que a medida que van creciendo juntos, se hace su compañero de juegos, y comparten sensaciones, emociones y un gran afecto.

Como principal recomendación jamás debemos dejar solo al niño sobre todo si es pequeño con un perro, ni permitirle que este debajo de su cuna ya que accidentalmente podría voltearlo y lastimarlo, debemos poner sumo cuidado sobre la mascota vigilándola cuando esté cerca de él.

Cuidados y recomendaciones para el niño con su mascota

Algunas de estas medidas pueden ayudarlo para que no tenga que desprenderse de su animal, además el niño cuidando su mascota, aprende de a poco hacerse cargo de otro ser vivo, que no es solamente un juguete y con el que deberá mantener un compromiso y responsabilidad.

  • A  la hora de comer la mascota debe ser alimentada de último, y es fundamental enseñarle al niño a no darle de su comida, es mejor que se alimente en un sitio diferente al resto de la familia.
  • El cariño hacia el animal  debe ser demostrado siempre que él lo pida y es importante que la mascota entienda que el dueño puede acariciarlo cada vez que lo desee.
  • A la hora de descansar, cada uno tiene su sitio en la casa y su propio lugar, jamás debe permitirle a su mascota dormir encima de su hijo en en la misma cama.

Debes tener presente antes de regalarle una mascota, el espacio con el que cuentas, y la salud de tu pequeño, muchas veces los adultos por temor a contagio de enfermedades, privamos a nuestros hijos de que tengan una mascota, pero si somos conscientes y tomamos las medidas necesarias para que ambos crezcan en un ambiente cuidado con medidas de profilaxis necesarias, nadie tendrá inconvenientes y todos podrán disfrutar sin ningún tipo de riesgo el amor incondicional que puede brindar este nuevo integrante en la familia.

Teniendo estos cuidados básicos, sobre todo en cuanto a la higiene y manteniendo sana a su mascota no hay impedimentos por el cual no pueda permanecer en su casa y junto a vuestro hijo.