Mi bebé muerde ¿Que puedo hacer?

bebé enojado

Cuando aparecen los primeros dientes, es normal que los niños lo quieran morder todo, y a veces esto suele convertirse en una costumbre, sobre todo cuando se sienten frustrados y sumamente enojados por diferentes motivos.

Como padres debemos reconocer cuando es el momento de corregirlo para evitar posibles inconvenientes a la hora de que comience a sociabilizarse con otros niños y resulte demasiado agresivo.

Si una situación de este tipo se presentará, lo mejor es separar al pequeño niño y hablarle suave pero con firmeza, «eso no se hace!» Sin sonrisas ni exageraciones ya que él podría tomarlo como un estímulo. Posteriormente debemos tratar de captar su atención con un juguete, canciones etc.)  Si con este tipo de actitudes no conseguimos que se comporte, debemos cambiar de procedimiento, y cada vez que muerda a alguien cercano o demuestre signos de este tipo de agresión, lo mejor seria suspender cualquier tipo de comunicación hacia él.

En esto deben estar de acuerdo todas las personas que estén cerca del niño y actuar de la misma manera cuando el reaccione así.

Jamás lo llame «malo» ni le dé golpecitos en su boca como hacen algunos padres. Los niños tienden a liberar tensiones mediante este tipo de conductas, por lo que seria bueno como padres brindarle la oportunidad de jugar y descargar energía por otros medios para evitar este tipo de situaciones. El hábito de morder suele durar poco tiempo y después desaparece, pero a veces durante esa etapa puede ser muy constante.

Foto: Gracias a Photo Mojo