Qué hacer cuando el bebé se enoja y se golpea solo

Rabietas en niños

Hay muchos niños que llegado el año, ya van adquiriendo parte de su personalidad, y tienen la capacidad de hacernos ver cuando están muy felices y eufóricos como también cuando algo les disgusta o no les agrada.

Algunos niños suelen autoagredirse golpeándose contra los muebles, o el suelo ante una negación de parte de los padres, y como tales nos preocupamos por ello, pero a esta edad los pequeños apenas tienen control sobre sus emociones, especialmente cuando se sienten frustrados y los que poseen mayor temperamento pueden llegar a los extremos.

Lo importante es que como padres evitemos que estas conductas autodestructoras se transformen en un hábito para los niños, ya que evidentemente les producen daño.

Hay que asegurarnos como padres que no se hagan daños serios y que requieran de cuidados, incluso debemos tener lugares blandos y protegidos donde el niño se movilice  o donde colocarlo en estos momentos de rabietas.

Es sumamente importante que como padres no tratemos de imponer nuestra propia voluntad, ya que por el contrario en vez de colaborar, este comportamiento tenderá a mantenerse. Recordemos que los niños están desarrollando su personalidad.

Es necesario no someterlo a situaciones frustrantes, lo que no queremos decir es que lo consienta en todo, pero si que le tratemos con mucho cariño y serenidad, sin perder la paciencia, mostrándonos de esta manera él irá aprendiendo a manejar las situaciones que lo sobrepasan y controlar sus nervios.

¿Cómo reaccionar cuando el bebé se está autogolpeando?

Lo primero, es que la madre o el padre no se angustie frente al pequeño, “porque eso le transmitirá más angustia al niño”. Luego, se debe reaccionar cambiándole totalmente el “switch” al bebé, incitándolo a efectuar una actividad totalmente distinta a la que lo tenía agobiado o frustrado y conteniéndolo de los golpes con actitudes cariñosas pero no dramáticas. La idea es traspasarle tranquilidad.