Estimulación para el crecimiento cerebral del bebé

Estimulación cerebral del bebé

Siempre debemos tener en cuenta a la hora de estimular y contribuir con el crecimiento de nuestro bebé, crear un ambiente seguro donde el niño pueda moverse a sus anchas y explorar libremente todo su entorno. Ser cálidos con el bebé, en esta relación jamás deben faltar los abrazos, los besos y las caricias, para poder transmitirle una sensación de seguridad y bienestar, alimentando el crecimiento de su autoestima.

Consejos para estimular y contribuir al crecimiento del bebé

Para ello, debemos ser sensibles a sus estados de ánimo, responderle siempre en cualquier tipo de situación.También es necesario cantarle canciones mientras se comparten momentos como los del baño, la comida, o los paseos, de esta manera se alimenta el lenguaje y la manera de expresión del niño. Debe establecer diálogos de tu a tu con el bebé imitando sus sonidos y enseñándole otros, para demostrarle todo su interés. Puede leerle cuentos y enseñarle sus figuras representativas emitiendo sonidos.

Participe activamente en actividades que impliquen movimientos, como bailar al ritmo de la música, estimulando además de sus movimientos su lenguaje al intentar cantarla. Si sabe otro idioma distinto al de donde reside, aproveche estos momentos para utilizarlo, la memoria del bebé es increíble. No lo exponga a discusiones con su pareja o situaciones bruscas o que puedan resultarle traumáticas. A esta edad, aunque parezca mentira es necesario que el bebé comience a relacionarse con otros niños, ya que esto es sumamente importante.

Debe animarlo a que intente alcanzar sus propios juguetes, forma parte de sus logros individuales que manifiestan su crecimiento, si usted le permite alcanzarlos, sin estarle constantemente encima, esta fomentando la individualidad del niño, que a su vez, sabe que cuenta con su presencia y contención, por si no alcanza lo que desea. El bebé siempre debe estar rodeado de cariño, tanto por su familia como por todas aquellas personas de su entorno y esto es sumamente fundamental, para su contención y consuelo. Debe procurar que el niño vaya adquiriendo un patrón de sueño normal, descansado durante toda la noche, si no sabe como hacerlo consulte con su pediatra, a esta edad, generalmente los niños duermen aproximadamente entre 6 a 8 horas seguidas, y en algunos casos un poco más.

Todos los días dedíquele tiempo a jugar con el, tírese al suelo, comparta sus juegos y aliente todos sus logros. Si piensa dejar una persona a cuidado de su bebé, asegúrese de que comprenda que debe velar por su seguridad e intercambien ideas sobre el cuidado del niño.