Porque no darle leche de vaca al bebé

La leche de vaca y los bebés

Muchos padres se hacen esta pregunta, porque no pueden darle leche de vaca a sus hijos recién nacidos, y la respuesta es sencilla: Los bebés no digieren correctamente la leche de vaca completamente con facilidad, como la leche de fórmula.

La leche de vaca y los niños

Por otro lado la leche de vaca contiene altos contenidos de proteínas, que pueden sobrecargar los riñones que todavía no están del todo maduros en un lactante,  y provocar alteraciones graves en momentos  de mucho calor, fiebre, o diarrea. La leche de vaca no tiene la cantidad necesaria de hierro, vitamina E y ácidos grasos esenciales que necesita el bebé. Además estos bebés reciben demasiada proteína, sodio y potasio, cuyos niveles pueden ser demasiado altos para que el organismo del bebé los maneje.

Asimismo, las proteínas y las grasas de la leche entera de vaca son más difíciles de digerir y absorber por parte del bebé, puede hasta incluso provocar anemia por déficit  de hierro en algunos bebés, puesto que las proteínas que contiene pueden irritar las paredes del estómago y del intestino, provocando pérdidas de sangre a través de las heces. Por este motivo los bebés no deben consumir leche de vaca los primeros 12 meses de vida.

Cuando su hijo tenga un año de vida, podrá consumir leche de vaca entera junto con una dieta de alimentos sólidos equilibrada (cereales, verduras, frutas y carnes), de todos modos el consumo de leche no debería superar el cuarto de litro, sobrepasarlo puede suministrar demasiadas calorías y evitar que el niño tenga ganas de consumir otros alimentos que necesite. Si llegado al año de vida, su hijo aún no consume una amplia gama de alimentos sólidos, debería darle leche de fórmula enriquecida con hierro. Siempre consultando previamente con su pediatra.

Antes de los 24 meses, los niños no deben consumir leches de bajo contenido en grasas, ya que necesita del elevado contenido graso de la leche para ganar peso adecuadamente y su organismo absorbe mejor cantidad de vitaminas A y D a partir de la leche entera.