Mascarillas para una piel de seda

mascarillas

La piel del rostro es bastante sensible y requiere de cuidados extra para lucir espectacular. Sin embargo, esto no quiere decir que se deben gastar fortunas en cremas y demás productos para el cuidado facial, pues muchos de los ingredientes milagrosos de la belleza están en el refrigerador.

Mascarillas para piel grasa

  1. Mezclar zanahoria rallada, yogur natural y una cucharada de fécula de maiz (se consigue en cualquier supermercado). Aplicar por 15 minutos y enjuagar con agua fría.
  2. Mezclar harina de avena y leche hasta conseguir una consistencia pastosa. Aplicar por 15 minutos y enjuagar.

Mascarilla refrescante

Mezclar en un recipiente media taza de té de manzanilla, ramas de perejil, una rodaja de piña y media taza de yogur natural. Aplicar por 15 minutos y enjuagar.

Mascarilla hidratante-aclarante

Licuar medio pepino pelado, una clara de huevo, una cucharadita de jugo de limón y media manzana roja. Refrigerar la mezcla por 10 minutos y luego aplicarla en el rostro por 15 minutos y enjuagar con agua tibia.

Es preferible aplicar esta mascarilla en la noche, para evitar manchas solares por residuos de limón.

Estos preparados caseros son impresionantemente efectivos. Los resultados son visibles desde la primera aplicación, pero la clave para un efecto duradero es siempre la constancia. Una vez por semana es suficiente para lucir una piel radiante.

Foto: Neeta Lind