Lara Stone y su peculiar belleza

Lara Stone

Givenchy, Calvin Klein y Hugo Boss figuran entre las firmas que apuntan a la modelo de 25 años como electa para promover sus diseños

Al contrario de lo que su edad podrían sugerir, esta joven alemana comenzó su camino (que hoy es profunda brecha) en el mundo de la moda cuando contaba sólo 12 años.

Su talento tiene por vehículo los atributos físicos que responden a una belleza inusual en gran mayoría de modelos de su talla, y que casi dista considerablemente del perfil preconcebido que se remite a rasgos femeninos finos y perfectos.

Mientras muchas top models presumen tonos verdes o azules intensos, el encanto de la mirada de Lara Stone reside en la forma ovalada de sus ojos, los cuales proyectan profundidad, determinación y misterio.

Sus pómulos especialmente pronunciados dotan a su rostro de una forma afilada cuya delgadez hace destacar a su vez un par de labios gruesos y bien delineados.

Uno de los rasgos que más llama la atención de críticos de moda, es la diastema entre el par de dientes frontales superiores.

Las fotografías son evidencia de que, ya sea con gesto serio o mostrando una muy leve sonrisa (lo más común es lo primero), lo suyo es un aire de seriedad y sensualidad que fácilmente puede marcarla como todo un ícono.

Foto: Dioses, purpurina y Silver Screen