Qué gafas elegir según la forma de nuestro rostro

qué gafas elegir

El usar gafas ya no suele ser como solía ser en el pasado, un problema estético adicional a las necesidades de llevarlas, porque se puede lograr lucir estupendamente con un buen par de gafas según la forma del rostro, más allá de pensarnos que las gafas restan atractivo o resultan demasiado aburridas o envejecen la apariencia, la clave está en dos aspectos vitales, elegir unas de calidad para que se tornen duraderas y tener más opciones de elegir verdaderos diseños a la moda.

Qué gafas elegir de acuerdo a nuestro rostro

Y tener en cuenta que la forma del rostro es la que define qué gafas te quedan mejor, nada complicado apenas unas pocas decisiones, porque la forma del rostro ya está bastante claro se limita a apenas rostro cuadrado, ovalado, rostro pequeño o rostro grande, rostro alargado, redondo, triangular y de forma de corazón o diamante, a partir de conocer la forma de tu rostro elige gafas cuya estructura aligera o realza esta situación.

Quienes tienen el rostro ovalado no tienen problemas con las diferentes estructuras de gafas, porque todas les favorecen, sean redondas o cuadradas, coloridas o neutras, así que estos rostros pueden elegir a su antojo. Para ovalar un rostro que es redondo hay que optar por gafas que sean de corte ancho y cortas, nada de gafas pequeñitas ni excesivas, bastará con las que cubren todo el área de los ojos y quedan ligeramente por debajo de las cejas.

Gafas para rostros pequeños y rostros grandes, un rostro pequeño con unas grandes gafas surte un efecto desastroso, pero no se requiere solamente usar unas del tamaño que mejor equilibrio logren, también es importante que sean pequeñas y en corte rectangular porque eso da la sensación que es un rostro ligeramente más grande. Para los rostros grandes las gafas grandes son avivar la sensación de rostro grande y las pequeñas también, lo mejor es un par de gafas de tamaño mediano y corte recto.

Gafas para rostro alargado y rostro cuadrado, aligerar un rostro alargado es fácil con unas gafas de montadura larga que dan la sensación de ser más corto el rostro. Y para un rostro cuadrado, las montaduras cuadradas y rectangulares obran milagros para hacerlo ver más ovalado. Un rostro demasiado delgado requiere una gafas de líneas delicadas y delgadas, mientras que un rostro demasiado pálido se verá bien en unas gafas pastel que le hagan ver más intenso, las morenas con gafas de montaduras como el carey se verán preciosas y las rubias con montaduras azules, negras o rosa intenso triunfarán.